lunes, 30 de junio de 2008

EFEMERIDES 30 DE JUNIO

30 de Junio "DIA DE LA PREFECTURA NAVAL ARGENTINA"
Primeros jefes de la Prefectura
Coronel Martín Jacobo Thompson

El primer Capitán de Puerto criollo nació en Buenos Aires el 23 de abril de 1777, estudió en el Real Colegio de San Carlos e ingresó en 1796 en la Academia Naval de El Ferrol, España, egresando como guardiamarina en 1800.
Destinado a Buenos Aires, fue designado Capitán de Puerto en 1806, teniendo destacada actuación durante las invasiones inglesas. Su adhesión a la Revolución de Mayo motivó su baja como alférez de fragata de la Armada Española, otorgándole las autoridades argentinas, en 1813, el grado de teniente coronel.
El hogar de los Thompson fue centro de las artes y de las ideas revolucionarias. Allí se ejecutó por primera vez el Himno Nacional el 25 de mayo de 1813, acontecimiento en el que estuvieron presentes entre otros, San Martín, Alvear, Cayetano Rodríguez, Blas Parera, Balcarce, Vicente López y Planes, etc. y que fuera llevado al óleo por Pedro Subercaseaux.
Su labor como Capitán de Puerto se extendió hasta 1815, debiéndose a su iniciativa el Reglamento para las Capitanías de 1814, el fomento de los puertos de Ensenada y Barracas y los reglamentos relativos a la construcción de buques, la prohibición de arrojar lastres al agua, las embarcaciones en puerto, etc. Ascendido a coronel en 1816 fue designado en una misión diplomática a los Estados Unidos. Falleció el 23 de octubre de 1819 de regreso a la Patria, y su cuerpo fue arrojado al mar.
General Matías de Irigoyen y de la Quintana
Nacido en estas tierras, estudió al igual que Thompson en la Academia Naval de El Ferrol, España y combatió como guardiamarina en la batalla de Trafalgar. Destinado a Buenos Aires, simpatizó junto a Thompson y al almirante español Pascual Ruiz de Huidobro con el movimiento patriota de 1810 y participó activamente en el Cabildo Abierto del 22 de mayo, por cuyas razones fue dado de baja de la Armada española.
Luego de cumplir algunas misiones en el exterior en pro de la causa emancipadora, las autoridades le confirieron el grado de sargento mayor en 1811 y en octubre de 1815 relevó a Thompson en el cargo de Capitán del Puerto de Buenos Aires, mandato que se extendió hasta 1816.
General José Matías Deogracias Zapiola
Oriundo de Buenos Aires, inició su carrera en la flota española. Al producirse la Revolución de Mayo, fue destinado a Buenos Aires para desempeñar diversas gestiones, pero al descubrirse su simpatía por el movimiento se ordenó su traslado a Cádiz, huyendo luego a Londres. En esta ciudad se reunió con otros patriotas y en 1812 regresó a Buenos Aires, junto con San Martín y Alvear, poniéndose a las órdenes del Gobierno Patrio. Acompañó a San Martín en la organización del Regimiento de Granaderos a Caballo y estuvo presente en las batallas de Chacabuco y Maipú, participando en varias campañas militares.Entre otros servicios que prestó al país, se desempeñó como Capitán del Puerto de Buenos Aires en los períodos 1820-1821 y 1852-1853.
Coronel Francisco Seguí
Nacido en Buenos Aires, se destacó durante su juventud en varias campañas navales. En febrero de 1855 fue nombrado Capitán del Puerto, cargo que ejerció por un prolongado período, hasta Octubre de 1868.
Gracias a su iniciativa se promulgaron importantes reglamentos, como el relativo a la policía marítima del Río de la Plata y sus afluentes, el Reglamento de policía de los puertos de la República, el destinado a los buques de alta mar, etc.
Dr. Diego Gregorio de la Fuente
El doctor de la Fuente nació también en Buenos Aires, cursó la carrera de médico y se graduó en forma brillante en 1858. Designado como médico de Sanidad de la Capitanía del Puerto, desempeñó el cargo hasta 1865 y continuó haciéndolo luego en forma gratuita ya que su cargo había sido eliminado del presupuesto, demostrando de esa forma su espíritu altruista.Prestó servicios como médico militar y actuó como tal en la guerra con el Paraguay. El presidente Avellaneda lo designó Capitán del Puerto de Buenos Aires, puesto que desempeñó durante todo su mandato.

No hay comentarios: